martes, 22 de abril de 2008

Amor color uva: de errores y otros placeres


Hace tiempo que me pregunto porqué me es imposible tener relaciones amorosas sanas y duraderas. Realmente no sé si la respuesta es que no quiero o que no puedo. Vivo quejandome cuando no consigo que el chico que quiero (de momento) decida tener una relación seria conmigo y también me la paso huyendo cuando la cosa se pone muy formal. Y a eso se resumen mis experiencias románticas a tratar de cazar sin ser cazada. Es algo así como un tire y afloje que siemrpe termina en el mismo maldito punto medio en el que comenzó. Pero tampoco creo que los problemas sean solamente míos. Para ellos soy muy independiente, necesito muy poco y por eso se sienten fracasados cuando no son capaces de darme lo poco que pido. No les gusta que sea tan sincera y no es que les moleste que tenga experiencia (dicen ellos), pero sí que todo el mundo sepa de ella. No les gusta que no los deje pagar nunca mi parte, ni disfrutan cuando me molesto porque me abrieron la puerta del carro. Muchos se quejaron porque no les hice ni una sola escena de celos y alguno me quiso matar cuando me hice amiga de su ex ( a la que el todavía veía como amiga disque). Y es que soy el prototipo de chica que ellos dicen que es perfecta y supuestamente inexistente, pero la realidad es que eso no es lo que realmente buscan. Talvez esa sea la principal causa de mis historias amorosas con tinte de pelicula de Quentin Tarantino. Soy la chica perfecta que quieren probar, pero no con la que quieren quedarse (triste pero cierto), y lo más terrible de la historia es que no me molesta y en algún lugar de mi sadomasoquista alma, lo disfruto.

5 comentarios:

Luna dijo...

Hola. me encanto tu blog, tiene mucha personalidad:) Saludos!!
Luna

nancy dijo...

Hola me encanto tu blog!
salu22

Carla Valdivia dijo...

me encanto este post... CABALIIIIIIIITO jajaja

uva dijo...

xq caballito ha? no entendi

Penélope dijo...

Hola bonita, veo que eres una mujer inteligente, independiente y deseable. Y que te cuesta encontrar esa pareja soñada. Los hombres, en efecto, buscan sentirse protectores, conquistadores, poseedores y tú estás fuera de sus ilusiones porque te cuidas tú solita, no dejas que te paguen, que te abran la puerta del carro...que te cuide

Dejales que te protejan (aunque no lo necesites), que te paguen un capricho (aunque no lo necesites), que te abran la puerta del carro (aunque no lo necesites) y que se crean que son tu dios en la tierra (aunque no lo sean). Dejate querer y mimar, que no es tan malo.

Porque como decía alguien: las mujeres con independencia emocional y económica, crean mucho nerviosismo a los hombres.

Así son ellos...pobrecitos.

Un besote.