sábado, 31 de mayo de 2008

Tulicienta, los siete enanos y la casa en Naplo


Había una vez en un país lejano una cándida muchacha llamada Tulicienta. La damicela tenía sueños de grandeza, pero nacío en un lugar bastante pobre llamado Agustinolandia. Pero Tulicienta quería ser famosa y empezó su carrera Chollywoodense mostrando su talento y moviendo el esqueleto en no tan finos ni elegantes bailes, en los que siempre hacía su entrada triunfal con atuendos bastante ligeros. La vida de la muchacha estuvo siempre plagada de diversion y aventuras dignas de su colega la amiga de todos. Por su vida pasaron más de 7 enanos, entre ellos los más significativos amores de Peludicienta (su nombre de batalla) fueron el enano chiquito, el cubano trolito, el chino q quiere ser pelotero y actualmente el casi destronado rey del 2. Su carrera como bailarina top culminó (según ella) y decidio expandir sus horizontes a otros campos de acción siguiendo los pasos de la otrora reina del mediodía. Así Tulicienta debutó en la tele chola, pero todo no podía ser felicidad en la vida de la vedettisima peludita y en su camino se atravezó la madrastra del cuento, la popular Munra Medina, quien afirmaba sin que nadie le creyera que ella era la más linda del reino, enlodando cada vez más la alicaida REPUTAción de tulicienta. Pero el amor (¿o el interes?) tocó la puerta del marchito corazón de nuestra heroina en un baile real en el que hizo click con un rey prohibido, un rey que pertenecía a otra reina. Y está reina era precisamente la señito, la ex reina del medio día y casi ejemplo d evida de la inocente Peluda, quien había decidido dedicar su vdia y esfuerzos para copiar el modelo de la rubilinda señito. A tanto llegó la obsesion de Tulicienta que le quitó el esposo, trato de ser reina del mediodía (sin conseguirlo)y hasta se compro un castillo veraniego en el mismo mini reino no tan privado de madame Gisela. Pero el amor por el proscrito rey no solo tocó su marchito corazón sino también su (según ella) marchito vientre, engendrando así a una niña a la que le pondrá Amarige. Y así culmina este cuento de hadas vedettes y momias, por lo menos hasta ahora ya que aseguró que la telenovela seguirá por siempre jamás...pero de todos modos queda una última pregunta en mi talvez malpensada mente: ¿No será esta una cortina de humo de una negra y chocarrera mano como las que eran pan de cada día mientras duró la despótica y absolutista monarquía del chino power?... les dejo a ustedes la respuesta...

3 comentarios:

Katherina dijo...

Es increible como esta historia haya ocupado los medios de comunicación y todos nos hemos tenido que enterar de la vida privada de "tulacienta". No hay otras noticias que puedan ser utilizadas como "cortinas de humo"...

Anónimo dijo...

Realmente esta historia no le debe interesar a nadie ya que se trata de la vida privada de una persona y no nos tiene que estar contando lo hace o deja de hacer

uva dijo...

Es verdad no nos tiene que contar, pero nos quiso contar y cada vez que prendo la tele y se me ocurre poner algun canal nacional escucho algo de la susodicha, y como yo me entero de su vida sin querer enterarme también tengo derecho ha hablar de eso...